En esta sección le daremos consejos y recomendaciones para el mantenimeinto de su vehículo, así como también para preservar de la forma más óptima el brillo y acabado de la pintura de su unidad.

Cuando un automóvil sufre un siniestro, a causa de un choque de cierta importancia que afecta su estructura, su propietario deberá elegir un taller que posea el equipamiento adecuado para que su vehículo, luego de ser reparado, mantenga la mayor originalidad y seguridad prevista por el fabricante, verificando el proceso de reparación, y exigiendo garantía sobre el mismo.

Uno de los elementos fundamentales dentro de este equipamiento es la bancada de estiramiento y control de carrocerías. Las mismas permiten medir y controlar las cotas con respecto a los planos del fabricante de cada elemento de la carrocería, garantizando así el correcto funcionamiento del vehículo.

Los distintos sistemas y conjuntos mecánicos se encuentran vinculados a la carrocería y actúan de acuerdo a dicha vinculación.

De esto resulta que cualquier modificación producida en la estructura autoportante a causa de una incorrecta reparación ante un siniestro, afecta a la seguridad que debe mantener el habitáculo con respecto a su indeformabilidad, y al comportamiento de los sistemas y conjuntos mecánicos.

La correcta reparación el área de chapa deberá ir acompañada de una muy buena reparación en el área de pintura, restituyendo a la carrocería; las ceras de cavidades; los selladores; el tratamiento anticorrosivo y la pintura, para proteger y embellecer al vehículo, evitando así, que se produzca la corrosión, que afecta gravemente la resistencia de la estructura del vehículo.

No someta a su vehículo a un lavado automático agresivo, los cepillos o esponjas rígidas pueden rayar el acabado y dañar la superficie. Lávelo a mano con agua fría y utilice un producto para el lavado de vehículos muy suave.
Asegúrese de usar un paño o esponja blandos.

Lave el vehículo a la sombra. Nunca lo haga bajo el sol. No frote en seco. Use siempre agua limpia. El frotado en seco podría rayar el acabado. Debe evitarse el calor y el frío extremo. Deje su vehículo estacionado en la sombra siempre que sea posible. Evite conducir sobre caminos de ripio, durante los primeros 30 días.

No estacione debajo de árboles que dejen caer savia o cerca de fábricas que desprenden humos pesados. La savia y la precipitación industrial rayan o manchan una superficie recién pintada. También es probable que los árboles atraigan a los pájaros. Las deyecciones de los mismos tienen un alto contenido de ácido y deteriorarán una superficie pintada recientemente. Deben eliminarse por lavado abundante con agua tan pronto como sea posible.

No derrame nafta, aceite, anticongelante, líquido de frenos, solventes, etc, sobre el acabado nuevo. Si ocurriese…retírelos INMEDIATAMENTE enjuagando con agua NO FROTE. No rasque el hielo o la escarcha de la superficie. Su espátula para nieve puede actuar como una rasqueta para pintura si el acabado es nuevo, elimine el material suelto cepillándolo con un cepillo blando.

Utilice abrillantadores o pulidores de baja agresividad, para su mantenimiento. No use Ceras o Pulidores que contengan Siliconas. Nice Cars recomienda la línea de productos 3M para el mantenimiento del vehículo.

En la actualidad, realizar un arreglo de pintura al coche no es difícil, ya que el mercado del repintado automotor, con la aplicación de nueva tecnología y materiales, permite obtener una calidad y garantía similar a la ofrecida por las fábricas.

Entre los sistemas para la aplicación de pintura está el de los componentes de ultra altos sólidos que simplifican la aplicación del color debido al alto poder cubritivo y la menor cantidad de manos de pintura en la aplicación para llegar al color requerido. Además, reproduce el acabado original de los vehículos como su carácter original. Este sistema está fabricado según normas ISO 9000 y “la calidad ofrecida es de un 100% original. Así, podemos avalar nuestro trabajo con una garantía escrita de 36 meses a todos nuestro clientes.

Otro sistema es el de sopletes ecológicos que funciona con aire comprimido. Esta aplicación se realiza en cabinas de pintura presurizadas, a una temperatura de hasta 90°C. y con los mismos materiales de las terminales automotrices. La diferencia es que al retener el desecho excedente mediante los filtros de las cabinas, protege en un gran porcentaje el medio ambiente.

Para la etapa de secado se usa una sala que actúa como un microondas calentando desde la chapa hacia fuera, permitiendo una correcta evaporación de los solventes y calidad en la superficie.

En cuanto a la obtención de la pintura, existe la fórmula del color original de cada vehículo provisto por un sistema de software. También se recibe información en el sistema sobre los colores de cada país, conteniendo aproximadamente unas 187.000 fórmulas y una carta de variantes en la cual se puede observar si el color, la intensidad y los metales son exactamente los mismos que el original y si no se modifica hasta lograr el 100% de exactitud.

Entre las piezas que más se dañan están las de la parte frontal y, particularmente, el lado derecho. Es importante llevar el coche a un taller profesional donde el personal de repintado esté capacitado. Existen talleres que está homologados oficialmente para marcas como Fiat, Renault, Peugeot, Volkswagen, Chevrolet, Daewoo, Hyundai, Isuzu, Seat y Galloper, que brindan un elemento más de calidad.

El tiempo que se emplea para el repintado total de un auto oscila entre los 10 y 15 días. En el caso de las piezas se puede realizar en un día.

El costo promedio de pintura por paño está entre los 120 y 200 pesos (el capot y el techo se toman como dos paños cada uno). Los precios varían según el daño que posea la pieza y el color. El rojo es el más costoso ya que lleva mayor cantidad de pigmentos; le siguen los perlados y después el resto de tonos. Los costos de mano de obra por día están entre los 100 y 200 pesos.

Da pena ver cómo algunos automovilistas lavan, o hacen lavar, su coche usando un trapo, un poco de detergente y un balde con agua. Como la rejilla se sumerge y enjuaga siempre en el mismo líquido, éste se convierte en una verdadera pasta esmeril que raya más de lo que limpia.

Para un lavado de auto a fondo y concienzudo se necesitan al menos 150 litros de agua renovable. Es cierto que en muchas partes no hay disponible tanta agua, o resulta muy cara, o simplemente su uso -por ser abuso- resulta prohibido.

Pero pronto la técnica del lavado de las carrocerías podría sufrir un cambio sustancial. Adiós rodillos, enjuague, chorros de agua y mangueras de alta presión.

En Suiza acaban de presentar un método de limpieza sin una sola gota de agua y con resultados sorprendentes. En rigor, el principio químico es conocido desde 1957, desde la invención del teflón, pero hasta ahora tuvo escasa difusión.

Una sustancia que contiene éste y otros elementos químicos se aplica rociando la carrocería hasta cubrirla, aunque también sirve para asear y abrillantar embarcaciones, motos, incluso aviones. El líquido, de aspecto lechoso, tiene diversas denominaciones comerciales según la Automobil Revue,
de Berna; uno es Laser-Wash.

Pero no hay nada de rayos láser, ni tampoco de agua. La sustancia posee la virtud de envolver todas las partículas de suciedad que cubren la chapa, impidiendo así que el cuarzo que contiene la arenilla con su extraordinaria dureza raye la pintura. Los granos que forman la mugre dejan de surcar y marcar la capa y, en cambio, se deslizan suavemente envueltos por la película del producto rociado.

Con una franela se quita luego la mezcla de la superficie del auto, que si es en un usado queda reluciente como la de un cero kilómetro.

El cinturón de seguridad es uno de los sistemas de retención que posee el vehículo y cumple la función de sujetar a sus ocupantes en caso de una colisión frontal evitando el desplazamieto hacia la parte delantera.
Explicarlo así es muy sencillo pero este elemento clave de seguridad posee varias partes importantes de conexión para que efectivamente pueda cumplir esa función de sujeción.
El conjunto que integra el cinturón de seguridad es usado desde hace décadas para proteger a los pasajeros y en particular en la parte delantera ha tenido diversas modificaciones. Entre estos cambios se destaca el acoplamiento del pretensor, cuyo adelanto ha permitido que los ocupantes delanteros puedan matenerse sujetos a una distancia del volante y el parabrisas cuando se produce un choque frontal.

Qué es un pretensor? El pretensor es un elemento de sostén y retención en la base del anclaje del cinturón. Está unido al armazón del asiento, permitiendo su desplazamiento cuando ajustamos la butaca del asiento a nuestra medida.
Cuando se produce un impacto, un detector activa al pretensor a través de un sistema pirotécnico, es decir que trabaja utilizando una pequeña carga explosiva controlada, la cual actúa sobre un cableen donde se acopla la hebilla del cinturón de seguridad, tirando de éste y acortando su medida en aproximadamente 80mm.
Al producirse esta situación el cinturón retiene al conductor manteniéndolo alejado del volante tirando la butaca hacia atrás, bien ajustado a su asiento para evitar daños físicos mayores frente a un choque frontal.
Luego de haberse producido el choque, con desplazar el asiento hacia atás por medio de sus correderas se puede liberar el cinturón.
Cabe recordar que los pretensores y los cinturones deben ser reemplazados luego de haber salvado nuestras vidas y, de ser posible, chequearlo cuando haya tenido un impacto menor.

Cómo es el detector de choque? Ese detector que activa al pretensor está compuesto por dos elementos principales, uno es un dispositivo de inercia que es activado por el efecto de la gran desaceleración producida por el choque; éste a su vez activa el circuito electrónico, que envía una tensión eléctrica al dispositivo pirotécnico que provoca el tensado del cable y como consecuencia de ello, el ajuste del cinturón de seguridad a nuestro cuerpo. Todo eso, en mínimos instantes.
Los cinturones traseros son de vital importancia para los ocupantes de las plazas traseras porque al producirse un impacto salen disparados por efecto de la inercia, hacia las plazas delanteras. Si los pasajeros son niños se debe acoplar un asiento especial, ya que debido a su corta estatura el propio cinturón podría causarle daños.
Es indispensable, en épocas de vacaciones el chequeo de todo el conjunto, para corroborar que se encuentre en óptimas condiciones.

Mantener limpio el auto es una forma de preservar la chapa del mismo, evita la corrosión ocasionada por la humedad y los agentes químicos del ambiente.
También, revitaliza el color original y retira partículas y suciedad como el excremento de los pájaros, que con el tiempo puede llegar hasta a levantar la pintura.

Actualmente, el lavado se realiza con productos especiales que no afectan el tono, la pintura, el material interior ni los vidrios. Tanto el sistema de lavado manual como el automático insumen entre 20 y 30 minutos, mientras que el servicio ofrecido en los estacionamientos privados o de hipermercados se realiza en 35 minutos, con la salvedad que requieren menos litros de agua para dejar limpio un coche como una forma más de preservar el medio ambiente.

Por otra parte, y a causa de las lluvias torrenciales, muchos autos que quedan atascados en el tránsito o guardados en estacionamientos subterráneos sufren inundaciones en su interior. La limpieza de los mismos incluye secado y aseo del tablero, la consola, los comandos electrónicos, computadoras, unidades de confort y el cambio del fieltro antirruido del piso del vehículo para evitar el posterior olor a humedad.

El lavado del motor o del chasis requieren mayor tiempo, se realiza con máquinas elevadoras para que los operarios puedan llegar a los lugares más difíciles. Y para los aficionados a la limpieza, en la mayoría de los lavaderos se ofrecen abonos mensuales con un valor de $ 35, que permiten al
usuario acceder al lavado las veces que lo requiera. Generalmente, entre otros servicios los locales cuentan con cafetería con aire acondicionado, televisión, revistas y diarios para que el tiempo de espera sea más agradable.

Si se va a salir de viaje o a recorrer zonas donde las calles o rutas no se encuentran en buenas condiciones, hay una posibilidad de proteger el frente y el capot del auto. Utilizar un cubretompas puede preservar la pintura y las cualidades de la chapa. Además, resguarda esta zona del polvo, el barro, el rocío, los agentes químicos e insectos que generalmente desmejoran la calidad e imagen del coche.

El material que se utiliza es PVC y puede venir con felpa. Se sujeta con elásticos, mosquetones o correas, de acuerdo con la necesidad del usuario.

Hay que tener en cuenta que los cubretrompas deben traer en la parte interior que apoya en el capot una protección de pana y un acolchado para que no ralle la pintura del auto. Actualmente, se realizan cubretompas para cada marca y modelo de automóvil.

Los más adecuados para cuidar la pintura del roce y los rayos solares son los que traen felpa, goma espuma y pana, con ribete en todo el orillo en el mismo material. Están provistos con cristales de alta resistencia (500 micrones) que protegen los faros y la patente.

También tienen deflectores de acero inoxidable e indeformable para evitar que las piedras y los insectos vayan directo al parabrisas, mosquiteros de material ignífugo para la entrada de aire. Para facilitar la apertura y cierre del capot y no tener que quitar el protector viene separado en dos piezas. Algunas empresas ofrecen fabricación a medida y reparación de los cubretrompas. Los precios varían según el material utilizado y los accesorios que ofrezca.

“Mientras el vehículo transite por las rutas nacionales las luces bajas permanecerán encendidas, tanto de día como de noche, independientemente del grado de luz natural o de las condiciones de visibilidad que se registren”, según lo estipula la ley 25456 sobre tránsito.

La intensión de la norma es disminuir el alto número de accidentes que en la actualidad producen más de 20 muertos por día, ya que utilizar las luces bajas ofrece mejor referencia por el espejo retrovisor del auto que viene atrás y del que viene de enfrente.  Para ayudar a que el conductor no tenga problemas si olvida apagarlas al bajar del auto, ya que al volver puede encontrarse con la batería consumida, el mercado ofrece el sistema automático de encendido y apagado de luces en función de marcha. Este es un equipo que pone en funcionamiento las luces bajas cuando enciende el motor del vehículo y deja de funcionar cuando el motor se apaga. En algunos casos, el control programable de luces se enciende con un voltaje de 8 voltios en lugar de los 14 disponibles en el coche, preservando así las lámparas y limitando su consumo.

“Lo importante es que el dispositivo usado sea de calidad. Este producto al ser pequeño, liviano y compacto puede ser instalado en cualquier automóvil”, coinciden los instaladores.

Cuando se quiere renovar la imagen interior del auto y mejorar la estética que se deteriora por el desgaste normal de las piezas, una de las soluciones es cambiar el tapizado. Si bien los coches traen uno original, generalmente los asientos del conductor y el acompañante son los que más sufren por el uso constante y, por ende, sus cualidades iniciales se deterioran paulatinamente.

En la actualidad, el mercado ofrece una amplia gama de materiales para la fabricación de tapizados. Sin embargo, la mayor demanda la tiene la pana sintética por su diversidad de colores y diseños, que pueden ser combinados a gusto del cliente. Luego es solicitada la cuerina, el nylon cristal (usado principalmente por los transportes públicos como taxis o remises), el algodón que permite una mayor sensación de frescura -pero que tiene un desgaste más temprano- y el jersey.

Instalación: Para la colocación y fijación del tapizado a la estructura del asiento se pueden usar dos sistemas. El primero es el artesanal con moldes aplicados en la tela elegida por el cliente en el momento y se trabaja coche por coche. El otro es el industrial, donde ya se tienen los tapizados elaborados en serie con diferentes materiales y el cliente puede realizar la elección inmediatamente, aunque a veces hay que realizar ajustes durante la colocación porque los asientos han tenido deformación de materiales.

Durante la instalación se requiere sacar los asientos fuera del vehículo, revisar el estado de la espuma original ya que en algunos casos hay que cambiarla para que el conjunto sea como uno original, se aspiran y dejan listos para trabajar.

Los asientos traen ya sistema de enganche donde se sujetan las nuevas piezas. Para un buen agarre se utilizan grampas que fijan la pieza al armazón del asiento por la parte inferior donde no es notorio exteriormente ni incomodan al pasajero. Otro sistema para sujetar el tapizado a la estructura es el anclaje plástico, que viene listo de fábrica en puntos específicos en la base de la silla y permite una tensión pareja.

A los autos clásicos generalmente se les ajusta la tela por medio de tachuelas demanda más tiempo y precisión su ajuste. La instalación se puede realizar en cualquier auto tanto clásico como moderno y lleva medio día de trabajo, aunque si el material usado es cuero el tiempo es mayor. Si existe un daño menor se puede realizar reparaciones cuyo valor oscila según el daño. El kit cuenta con el tapizado para los asientos delanteros, el posterior y los apoyacabezas.

Durante el manejo tanto por las autopistas como por las calles o las rutas, pequeñas piedras, el barro, el hollín, los agentes sólidos y gaseosos que existen en el ambiente toman contacto con el parabrisas. Si bien el vidrio presta el servicio de resguardar al conductor y los pasajeros, tiene un desgaste igual que las otras piezas del automóvil y está siempre expuesto a daños por el impacto de objetos.

Otro elemento que perjudica la calidad del cristal son las escobillas limpiaparabrisas en mal estado; con el tiempo se resecan y dañan la superficie. Además, arrastran a su paso fragmentos que rayan el cristal, por eso es importante renovarlas al menos una vez por año.

Los cristales que reciben un golpe y forman una fisura generan problemas en la conducción debido a que el paso de la luz por ese punto hace un prisma resplandeciente que encandila al conductor, ya sea por el sol o por la luces de los otros vehículos.

Seguridad: Los cristales de parabrisas pueden ser laminados (tríplex) y templados (que están en desuso a partir de 1995). Los laminados se emplean tanto en los autos de calle como los modelos destinados al transporte público. Las casas de repuestos venden parabrisas originales y homologados por los distintos fabricantes de automóviles. Esas piezas están diseñadas para proteger a los ocupantes del auto en caso de choques. El cambio de un parabrisas demanda entre 1 y 3 horas de trabajo, dependiendo del tipo de pegamento que se utilice para su fijación. Hay algunas empresas que ofrecen el servicio exclusivo de instalación a domicilio. Los precios del repuesto varían según la procedencia del cristal, el modelo del auto y la forma de colocación, la mano de obra oscila entre 30 y 170 pesos.

Mantener en perfecto estado las luces en los vehículos y la correcta utilización, tanto de día como de noche, disminuye en gran medida el número de accidentes que se presentan en la actualidad.

Los faros evolucionan de forma paralela con la tecnología automotriz, hasta tal punto que hay sistemas de luces controladas por un chip inteligente, que calcula permanentemente la aceleración del vehículo, conectando el faro cuando es necesario. Esto permite dos funciones: una visión de largo alcance y otra que se encarga de iluminar la trayectoria de la curva.

A medida: Ya sean lámparas de neón, para mayor profundidad; faros neblineros, para superar esos momentos de poca visibilidad durante un viaje, o de maxialcance, para los fanáticos de la competición, el cliente encuentra en el mercado el faro a la medida de las necesidades de cada conductor. También se ofrecen faros adicionales de aviso con fibra óptica en su interior. Tienen mayor intensidad lumínica y funcionan con una barra circular conductora de luz desde una única fuente luminosa central. Otras lámpara usadas con mucha frecuencia son las alógenas, que permiten un mayor alcance.

Para cumplir con las normas de tránsito y usar (de día y de noche) la luz baja en las rutas y las autopistas de forma regular, sin tener problemas al dejarlas encendidas y gastar la batería, existen los faros de seguridad, que se encienden y se desconectan, en forma automática, con la puesta en marcha y apagado del motor. Tienen un mínimo de consumo de corriente y son de fácil instalación. Finalmente, las luces son otra forma de comunicación entre los conductores, y todos los sistemas de iluminación permiten al conductor un manejo más descansado y con mayor seguridad.

En caso de tener que conducir con niebla o neblina es conveniente tener en cuenta que la visibilidad se reduce en forma notoria y puede llegar a ser nula en caso de que sea muy cerrada. Además, en estos casos todo el sistema de transporte se complica; incluso las líneas aéreas anulan o retrasan sus vuelos, y los trenes en sus vías reducen la velocidad.

… la niebla está compuesta por pequeñas gotas de agua, tan próximas unas a otras que en lugar de dejar pasar la luz entre ellas la disemina; por eso cuando se trata de atravesarlas con un rayo de luz, una gran parte se refleja.

… si se utilizan las luces de largo alcance, esas gotas de agua reflejan la luz directamente a los ojos, encandilándolos.

… lo mejor que se puede hacer para mejorar la visión es reducir la velocidad, guiar el vehículo ceñido a la derecha y tener encendidas las luces de posición y de alcance medio.

… al detenerse o al disminuir la velocidad tenga la precaución de efectuar repetidos toques sobre el pedal de frenos, con el fin de que las luces de freno se enciendan, anunciando su intención a los automovilistas que lo siguen.

La proliferación de los lavaderos de automóviles no ha logrado que muchos usuarios continuen, sábados y domingos, ocupándose personalmente del lavado de su vehículo. Pero como en muchos aspectos, hay algunos recaudos por considerar.

Lo ideal es lavar el auto semanalmente. Los elementos para un buen lavado son: obviamente agua, un paño suave o esponja y jabón para lavar autos. Nunca utilice jabón de fregar o detergente, ya que contienen químicos que pueden dañar la pintura.

Lavar el auto significa eliminar polvo y contaminantes que pueden dañar la pintura, como resinas de árboles y excremento de pájaros. Si estos contaminantes no se remueven rápido pueden adherirse a la pintura y mancharla permanentemente.

Si es posible estacione el auto en la sombra; el sol seca algunas áreas y las mancha.

Moje todo el auto para sacarle el polvo y la suciedad. Luego, lave y enjuague una sección por vez de arriba hacia abajo.

Seque bien la superficie con un paño rejilla limpio.

Las llantas puede limpiarlas con el mismo jabón o con un producto especial para remover el polvo de las pastillas de freno. Lave las cubiertas con un cepillo duro y aplique un protector al finalizar.